Consejos para estudiar a distancia: ¡que nada te pare!

Trabajar y estudiar a la vez, ¡qué gran dilema! ¿Cómo hacer frente a un trabajo de media jornada o de ocho horas y a la vez estudiar una carrera o un máster online? Sabemos que es muy difícil sobrellevar esta situación, por eso te vamos a dar varios consejos para que estudiar a distancia sea un éxito. Y es que muchas veces se acaba abandonando el estudio por falta de tiempo o motivación y nosotros queremos que sigas formándote para prosperar en tu vida laboral.

El primer consejo es tener en cuenta que estás estudiando para conseguir algo. En este caso, sacarte una carrera, un máster o un posgrado y tener más posibilidades de obtener un trabajo mejor remunerado. La motivación es indispensable en cualquier aspecto de tu vida y aquí no iba a ser menos.

Pero no solo de ilusión vive el estudiante, hay que tener en cuenta otros factores que pueden ser determinantes al estudiar a distancia. La planificación es uno de ellos. Cuando dispones de poco tiempo, saber organizarte es esencial para llegar a la meta. Ser constante y tener un horario fijo, aunque sean dos horas diarias, te ayudará a mantener una rutina que hará que no se te acumule el trabajo y pierdas la pasión por lo que estás estudiando.

Muy unido a este primer punto está el segundo, que es conocerte bien a ti mismo y saber las limitaciones que tienes. No es lo mismo tener un trabajo de media jornada que de jornada completa, ni tener pareja y niños que estar soltero. Analiza tus circunstancias y, en función de ellas, matricúlate en las asignaturas que creas que puedes aprobar. Si te matriculas en diez y solo apruebas tres, es posible que te desanimes; en cambio, si apruebas tres de tres, tu moral se verá muy reforzada. Ser sincero con uno mismo es fundamental.

Las nuevas tecnologías, una ayuda

Y para finalizar, hablaremos de las nuevas tecnologías. Es cierto que tener un espacio acondicionado para el estudio ayuda a la concentración, pero también lo es que las nuevas tecnologías se han creado para echarte una mano. Y es que, aparte de permitirte buscar información, consultar con otros alumnos o realizar resúmenes en tu espacio habitual, también te pueden ayudar de camino al trabajo o mientras tus hijos meriendan. Eso sí, no conviene abusar de ellas y convertir tu tiempo de ocio en tiempo de estudio porque entonces te saturarás, pero sí debes tener en cuenta el portátil, la tablet o el smartphone en otros momentos.

Si, aparte de todo esto, mantienes una relación constante y fluida con el profesorado y le consultas todas tus dudas, estudiar a distancia es pan comido.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO


llámanos al
900 101 483

¿TIENES DUDAS O QUIERES VISITARNOS?
Contacta con nosotros

síguenos en