Consejos para Estudiar en Casa y Teletrabajar

En estos tiempos tan atípicos que estamos viviendo es importante saber cómo gestionar los estudios, el trabajo y toda la información que tenemos a nuestro alrededor. Por eso, hoy compartimos algunos consejos para estudiar en casa y teletrabajar de una manera productiva y saludable.

Formación online durante el confinamiento

Una de las primeras cosas que tenemos que tener claras cuando comenzamos nuestra formación online está en el nombre. Es una formación. No estamos leyendo una novela ni viendo una película. Y por lo tanto, nuestro espacio de trabajo a la hora de estudiar en casa debe ser adecuado para recibir esta formación. Es recomendable que usemos un espacio propio diferenciado y que sea siempre el mismo. Debe estar organizado y ordenado, sin elementos que nos distraigan en nuestro rango de visión.

Es importante mentalizarnos de que en el momento que nos sentamos delante de nuestra mesa, frente a la pantalla del ordenador, estamos en clase. Por eso, tenemos que apagar la música, tener una temperatura e iluminación adecuadas y sentarnos con una postura correcta. Son las mismos consejos para teletrabajo. Y, como en la formación presencial, en la online también hay que prevenir la fatiga física, visual y psicológica. De vez en cuando, tenemos que descansar. Apartar nuestra vista de las pantallas y desconectar. Es el momento de escuchar algo de música, leer, hacer ejercicio, relajarnos, hacer yoga.

Para ser productivos y estudiar en casa es necesario ser organizados. Conviene crear un listado de tareas semanal y diario, en el que se muestren de manera detallada y realista nuestros espacios de trabajo y de ocio. Es imprescindible priorizar, realizando lo más importante al principio. Un truco para aumentar nuestra productividad es la ‘Técnica Pomodoro’, pastillas de tiempo de 25 minutos con 5 de descanso entre ellas.

Imagen portada Consejos para estudiar en casa

Evitar distracciones 

En plena era de la interconexión global, en una situación normal mandamos y recibimos un gran número de e-mails diariamente. Ahora, en este periodo de confinamiento, es importante reducir el número de correos y no aumentar la cadena poniendo a mucha gente en copia.

Podemos aprovechar las llamadas para descansar de la pantallas: mirar por la ventana, caminar… Hay que tener en cuenta que tanto llamadas como correos no deben interferir en nuestra actividad académica online. De la misma manera que no lo harían en la presencial.

De la misma manera, para las lecciones de e-learning hay que mantener una imagen personal decente, hay que preparar las clases, ser puntuales y acotar la duración y el número de intervenciones. Como en cualquier sesión presencial, es necesario el respeto y la paciencia. Y, por supuesto, dejar el móvil a un lado. Así evitaremos perder la concentración mirando las redes sociales.

Si muchas veces es complicado compaginar trabajo y estudio en el formato presencial, también puede resultarlo en el telemático. Son días de teletrabajo y hay que tener en cuenta una serie de consejos para no saturar a nuestro cuerpo.

Uno de los principales consejos para teletrabajar es tener los horarios claramente diferenciados, para que estudios y trabajo no se solapen y evitar una continuidad en las pantallas. Y saber que, si teletrabajas y teleestudias, las pausas y los descansos son todavía más necesarios que si dedicas el 100% de tus esfuerzos a una sola.

Gestionar las emociones

Para prevenir consecuencias negativas, hay que saber gestionar las emociones durante este confinamiento por el Coronavirus. El proceso de gestión tiene 6 fases: Shock, negación, enfado, tristeza, aceptación y aprendizaje. Sumando estas seis, conseguiremos superar este proceso y saldremos de él con un crecimiento personal. Para llegar al final tenemos que conocer nuestras sensaciones: aceptarlas, identificarlas y expresarlas adecuadamente. Para que nuestras emociones no nos superen podemos utilizar la técnica del semáforo: parar, pensar y actuar. El autocuidado es todavía más necesario en estos días de teletrabajo. Mantener una buena dieta, equilibrada, con frutas y verduras, es clave.

También hay que mantener el equilibrio entre descansar y realizar ejercicio. Que estar en casa no nos haga descuidarnos. Tampoco en la higiene. Hay que seguir las mismas pautas que cuando salimos de casa. Y, aunque sea cómodo, no estar todo el día en pijama. Hablar con nuestra familia y amigos (por ejemplo, por videoconferencia) también es positivo. Hay que mantener el contacto con el exterior cuando nos sea posible.

Elisa Sánchez Lozano, Psicóloga, especializada en salud y bienestar laboral. Consultora y formadora en las áreas de Salud Laboral y RRHH.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO


llámanos al
900 101 483

¿TIENES DUDAS O QUIERES VISITARNOS?
Contacta con nosotros

síguenos en