Claves y habilidades para vencer el miedo escénico

¿Te entra el pánico cada vez que tienes que salir a hablar delante de un público? ¿Te quedas en blanco sin saber qué decir? No te preocupes, no estás solo. Sufres miedo escénico.

El miedo escénico es un proceso de ansiedad que surge en las personas a la hora de hablar delante de mucha gente. Se considera una respuesta defensiva del organismo caracterizada en los niveles cognitivos, fisiológicos y conductuales. Entre algunos de los síntomas que presenta este proceso, se encuentran los fallos de memoria, una sudoración copiosa o tartamudeos.

¿Cómo hacer frente al miedo escénico?

Superar el miedo escénico es complicado, aunque no imposible. Existen varias claves que te ayudarán a pasar este bache que puede llegar a estropear cualquiera de tus presentaciones.

En primer lugar, es recomendable investigar sobre aquello que vas a exponer de manera cuidadosa. Pese a que no es necesario que abarques todo el contenido del tema sobre el que vas a hablar, es importante que busques algunos puntos que te gusten para profundizar posteriormente sobre ellos. Cuanto más domines el contenido, más a gusto te sentirás y podrás controlar mejor tus nervios.

Otro de los consejos para vencer el miedo escénico es evitar aprender todo el tema de memoria. Pese a que es necesario preparar adecuadamente los conceptos y las ideas, es mejor que seamos capaces de explicarlo con nuestras propias palabras, ganando así una mayor confianza en uno mismo.

Una presentación, un vídeo o una imagen podrán ayudarte a recordar los puntos fuertes del tema a tratar. Por lo tanto, contar con un buen apoyo de los medios audiovisuales es muy importante. Dedícale tiempo a elaborar una buena presentación. Así, mantendrás el control sobre el tema.

Después de todo esto, tan sólo te queda practicar. Ensaya tu discurso delante de un espejo y, si lo consideras necesario, hazlo también delante de tu familia o de tus amigos. En caso de que lo veas conveniente, podrás grabar tu exposición para poder analizarla posteriormente. Gracias a ello, identificarás los puntos positivos de la charla y la lista de cosas que tengas que mejorar.

Por lo tanto, si sufres miedo escénico, ha llegado la hora de solventar el problema. Con esfuerzo y dedicación, verás que tus presentaciones irán mejorando con el paso del tiempo y que el miedo a hablar delante del público será algo del pasado.

En caso de que necesites mejorar en el ámbito de la comunicación para poder hacer frente a este tipo de problemas, desde ESERP ponemos a tu disposición nuestro Máster en Comunicación Corporativa: Relaciones Públicas, Protocolo y Eventos en Madrid. Este máster te ayudará a vencer tus miedos y a poder desenvolverte mejor delante de la gente.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO


llámanos al
900 101 483

¿TIENES DUDAS O QUIERES VISITARNOS?
Contacta con nosotros

síguenos en