Crecer profesionalmente

Encontrar el trabajo de tus sueños no es un camino fácil. Por eso, queremos contarte cómo puedes crecer profesionalmente y aportar cada vez más valor a la empresa.

Cómo crecer profesionalmente

No importa el sector o el nivel de experiencia que se tenga, en cualquier empresa es muy común encontrar a trabajadores que se sienten frustrados o estancados en su puesto, sin saber las herramientas de las que disponen para crecer en el ámbito laboral. Por eso, queremos contarte cómo puedes crecer profesionalmente y aportar cada vez más valor a la empresa. ¿Te interesa? Pues… ¡sigue leyendo!

Los primeros días de trabajo en una nueva compañía son siempre especialmente emocionantes. Hasta que las expectativas, los nervios y las inquietudes se disipan, la experiencia se convierte en toda una aventura en la que la energía y la motivación no hacen más que crecer. Transcurrido cierto tiempo, puede pasar que comiencen a asomar el estrés, la frustración y el estancamiento. Lo que puede provocar que la motivación y la energía, que antes era un gran impulso, desaparezcan casi por completo.

Llegados a este punto, la opción más sencilla y la que resultar ser la más habitual hoy en día, es buscar un nuevo empleo. Pero, aunque lo pueda parecer, no siempre es la opción correcta. Muchas veces es posible seguir creciendo dentro de la misma empresa y aportar cada vez más valor desde tu puesto de trabajo.

Para la mayoría de los empleados, cambiar de trabajo puede parecer más atractivo que seguir “estancado” en el mismo puesto, ya que implica en muchas ocasiones estar abierto a reinventarse profesionalmente y desarrollar nuevas habilidades y competencias para hacer frente a los nuevos proyectos. Pero el cambio también implica cierto riesgo, e incorporarse en un nuevo entorno de trabajo no siempre es fácil.

Muchas veces, la mejor opción es animarse a crecer dentro de la misma empresa, encontrar nuevas formas de revalorizarse y buscar superar nuevos retos que aporten todavía más valor a la compañía. Pero antes de plantearse siquiera la posibilidad de un crecimiento, es importante saber por qué y qué se quiere conseguir.

Si el objetivo principal es un aumento de sueldo y no existen otras razones de peso que respalden la decisión de quedarse en la empresa, tal vez la idea de cambiar de trabajo no sea tan mala. Este tipo de estímulos únicamente aportarán satisfacción a corto plazo, pero luego volverán la frustración de no aprender nada nuevo o el mal ambiente laboral, y volverás a la casilla de salida.

Para poder avanzar, no solo es importante tener en cuenta el factor económico, sino también otros factores como sentirse influyente, reconocer y que sea reconocido el valor que aporta tu trabajo y sentir que tu evolución como empleado es constante.  Reflexionar si esto será posible dentro de la empresa o no, será el primer paso. Veamos los siguientes:

5 claves para crecer profesionalmente

  • Conócete y establece metas y objetivos realistas:

    El autoconocimiento es fundamental. Saber cuáles son tus puntos débiles y tus fortalezas te va a ayudar a fijar unos objetivos alcanzables y así convertir tus ideas en metas medibles y realistas. Además, ir cumpliendo diferentes objetivos te ayudará a mantenerte motivado durante el proceso.

  • Sé proactivo y motívate con cada proyecto:

    Además de atender a las responsabilidades del día a día, debes hacer lo posible por salir de tu zona de confort y no centrarte únicamente en el desarrollo de tu departamento, sino también en el crecimiento general de la empresa. Así tu esfuerzo se verá recompensado y se te valorará más como empleado.

  • Mejora tu comunicación:

    Este factor es una habilidad imprescindible para cualquier persona que desee crecer a nivel profesional. Utilizar las palabras correctas en el momento adecuado, puede ayudarte a alcanzar nuevas oportunidades. Consigue que la comunicación con tu equipo sea fluida, confía en tus palabras y valora tu trabajo.

  • Cuida y expande tu red de contactos:

    Establece relaciones con tu entorno de trabajo, no te limites únicamente a los miembros de tu equipo, puedes nutrirte de la experiencia de otros profesionales del sector. Esta clase de aprendizaje compartido te ayudarán a mejorar la colaboración entre departamentos y desarrollar nuevas habilidades que impulsarán tu crecimiento.

  • Aprende cada día y lidera el cambio:

    Abre la mente, debes estar dispuesto a adquirir nuevos conocimientos todos los días. El lugar que ocupas hoy en tu organización es el resultado de tu formación y tus habilidades adquiridas. No te estanques, mejora tus habilidades y amplia tus conocimientos, así tendrás un mayor valor para la empresa.

En definitiva, para conseguir este crecimiento y alcanzar nuevos horizontes es esencial salir de la zona de confort, superar el miedo al fracaso y ganar confianza a través del esfuerzo. Y para fomentar nuestras posibilidades de desarrollo es fundamental aprender cada día, tanto a trabajar en equipo, como a valorar los diferentes apoyos que puedan surgir a raíz de las relaciones laborales.

En ESERP somos conscientes de la importancia de estas relaciones laborales, que podrán convertirse en nuevos contactos que impulsarán tu carrera en el futuro. Por eso nuestro profesorado está compuesto de grandes profesionales de diferentes sectores, que imparten sus conocimientos y su experiencia a través de nuestros Másters y MBAs. Echa un vistazo a nuestras escuelas de negocios en Madrid, Barcelona y Mallorca, y encuentra el mejor lugar para aprender cómo crecer profesionalmente.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO


llámanos al
900 101 483

O escríbenos aquí

síguenos en