¿Qué hacer cuando se acaba la creatividad?

A día de hoy, la capacidad para crear es considerada uno de los principales factores para conseguir el éxito. La motivación, la sensibilidad y la flexibilidad, son entre otros, algunos de los principales factores que nos ayudan a determinar esta creatividad. Pero, ¿qué pasa si estamos en un punto en el que no conseguimos dar más de si nuestra creatividad y pensamos que se nos ha acabado?

Si sientes que se te ha terminado la creatividad, no te preocupes, es algo que le puede suceder a cualquiera. A lo largo de la vida es normal entrar de vez en cuando en una crisis de creatividad y, lo primero que deberás de hacer para solucionarlo, es tratar de mantener la calma y afrontar el problema.

En primer lugar, la crisis de creatividad provocará la pérdida de seguridad en uno mismo. No caigas en esa dinámica, recuerda que un trabajador feliz es un trabajador que lleva al éxito a su empresa. Por lo tanto, lo primero que debes hacer si sientes que se te ha terminado la creatividad es convencerte de que se trata de un efecto pasajero. Debes tener en consideración que, tarde o temprano, la creatividad volverá puesto que llegarán a tu cerebro nuevas fuentes de inspiración.

Consejos para recuperar la creatividad

Si sientes que la has perdido, es primordial que busques una nueva fuente en la que inspirarte. Leerte un buen libro potenciará tus conocimientos, te ayudará a entrenar y organizar tus ideas e imaginar nuevas historias.

También podrás buscar la inspiración en otros aspectos relacionados con la cultura, como la música. Escuchar tus grupos favoritos te ayudará a estimular el hemisferio izquierdo de tu cerebro, el relacionado con la creatividad. No pierdas la oportunidad de acudir a eventos, a un recital, a una exposición de arte o al teatro, te vendrá genial para recuperar tu creatividad.

Otro de los grandes consejos que te podemos ofrecer es que salgas a hacer ejercicio de manera regular. El ejercicio te ayudará a aumentar el flujo de histaminas, los cuales son neurotransmisores que te ayudarán a mejorar el aporte de oxígeno de los tejidos cerebrales.

Anota cada una de las ideas

Si sigues cada uno de estos pasos, probablemente comiences a ver que cada vez tienes más ideas en el tintero… ¡Apúntalas!  Utiliza una pequeña libreta,  las notas de tu teléfono móvil, o incluso utiliza tu blog personal para apuntar cada una de las ideas que se te pasen por la cabeza. Pese a que no estén muy bien depuradas, estas ideas pueden desembocar en otras que sean beneficiosas para tu trabajo.

Por lo tanto, si se te ha terminado la creatividad, lo fundamental es no perder la calma. Es algo que a todos nos ha pasado en alguna ocasión y que, tarde o temprano, debemos afrontar. Tan sólo recuerda que estás ante un efecto pasajero y que lo mejor está por llegar.

Anímate a seguir formándote y conoce nuestros Másters y MBAs.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO


llámanos al
900 101 483

¿TIENES DUDAS O QUIERES VISITARNOS?
Contacta con nosotros

síguenos en