Descubre a qué preguntas no debes contestar en una entrevista de trabajo

¿Alguna vez has acudido a una entrevista de trabajo y has recibido alguna cuestión que te ha incomodado? ¿Has contestado a esa pregunta trampa pese a que no creías conveniente ofrecer ese dato? ¡Reclama tus derechos! Las entrevistas de trabajo están repletas de consultas que no tendrías por qué contestar, descubre cuáles son.

El artículo 14 de la Constitución Española determina que todos los españoles son iguales ante la ley. No obstante, en una entrevista de trabajo, factores como la raza, la religión, la edad o cualquier condición personal o social pueden determinar que una persona logre un puesto de trabajo o no.

mujeresRRHHEs por ello que existen preguntas que no tendrías por qué contestar en las entrevistas de trabajo. Dado que no son datos de relevancia para la consecución del empleo, no estás obligado a contestar ciertas cuestiones. ¿Cuáles se encuentran entre ellas?

En lo que respecta al género, el entrevistador no tendría por qué realizar preguntas a una mujer relativas a los hijos o a la posibilidad de quedarse embarazada. Tampoco está permitido cuestionar a la entrevistada si se sentiría cómoda liderando a un equipo de hombres. Sobre el estado civil, consultas sobre la orientación sexual o la situación sentimental también están prohibidas. Algunas empresas optan por contratar a candidatos solteros para que su productividad se mantenga intacta.

También están protegidas por la ley aquellas relacionadas con la nacionalidad o la raza. No se puede preguntar al candidato si está autorizado para trabajar en el país o su lugar de procedencia. En caso de que esto suceda podrás tomar medidas legales. Tampoco se consideran adecuadas las preguntas relacionadas con la edad. A día de hoy todavía sigue existiendo discriminación por este dato, por lo que no estás obligado a responder sobre tu edad.

En último lugar, todas aquellas cuestiones relacionadas con las tendencias políticas o la religión no se pueden formular. No aportan ningún dato relevante a la empresa y únicamente puede ser sinónimo de conflicto entre el entrevistador y el entrevistado.

Recomendaciones para afrontar este tipo de preguntas

Es recomendable seguir varios consejos para afrontar estas cuestiones. En primer lugar, hazle saber al entrevistador que la cuestión que está formulando está fuera de lugar y niégate a responderla. Demuéstrale que es una cuestión de poca relevancia para el proceso de selección y evita ofrecer una respuesta.

Si, por el contrario, te sientes cómodo con la consulta, pese a que no tenga relación con el trabajo, respóndela de una forma muy breve y concisa, tratando de llevar la entrevista a un nuevo punto, y evitando que se genere un clima de tensión innecesario. Las cuestiones sobre la edad o el estado civil son algunas de esas preguntas que podrás responder si lo deseas, a pesar de no estar autorizadas.

En ocasiones te puedes negar a contestar la pregunta debido a la manera en la que está formulada. Por ejemplo, que te hagan responder sobre tus planes de futuro respecto a tener hijos. No obstante, si quieres evitar contestar a esa cuestión, podrás tener tu derecho a réplica explicando si tendrías o no problemas para viajar en caso de que el puesto de trabajo lo requiera. Ese dato demostrará la flexibilidad que puedes ofrecer y, además, te ahorrarás tener que hablar acerca de informaciones de tu esfera más personal.

En ESERP apostamos por futuros valores para que dirijan las empresas del mañana. Si quieres descubrir cómo funciona un negocio y conseguir el conocimiento jurídico necesario para mejorar el funcionamiento del mismo, te ofrecemos el Doble Grado en Derecho y ADE en Madrid. En caso de que tengas cualquier duda, no lo pienses dos veces, consúltanos y estaremos encantados de ayudarte.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO


llámanos al
900 101 483

¿TIENES DUDAS O QUIERES VISITARNOS?
Contacta con nosotros

síguenos en