Soy freelance: ¿qué precio le pongo a mi trabajo?

¿Cuánto debo cobrar por mi trabajo como freelance? ¿cómo puedo justificar el valor que le estoy poniendo al proyecto ante los clientes? Estas son varias de las preguntas que todo freelance se ha hecho al menos una vez desde que eligió ser trabajador independiente.

No hay un precio fijo para un proyecto freelance. No obstante, hay varios factores comunes a todos los puestos de trabajo que te pueden ayudar a hacerte una idea del dinero que puedes pedir a tus clientes. Por norma general, el freelance no sabe cuánto pedir por su trabajo, pero esta serie de factores te ayudarán a hacer una estimación.

Cosas a tener en cuenta al poner precio a tu trabajo

Es de vital importancia definir cuánto dinero quieres ganar por el proyecto que vas a hacer. Una vez llevada a cabo la estimación, evalúa si el dinero que quieres ganar corresponde a lo que el mercado paga por ese tipo de proyectos.

No trabajes por menos dinero de lo que te haga sentir cómodo. Si no te gusta la proposición económica de tu jefe, díselo. Decir que no es muy importante. Trabajar con un sueldo que no te haga feliz bajará tu rendimiento.

Calcula las horas que te llevará el proyecto. Esto te ayudará a establecer tu propio sueldo de una manera más sencilla. No te olvides de incluir en esta planificación todos los gastos adicionales que harás para poder desarrollar el proyecto. Toma también en consideración la posibilidad de necesitar que otras personas te apoyen en el desempeño de este trabajo.

Por último, detalla mediante un contrato o un documento, el procedimiento del proyecto, los tiempos estimados y el porcentaje de pagos.

¿Cómo cobro a mi cliente?

Existen diversas formas de cobrar a un cliente por un trabajo freelance. Uno de los más comunes es el cobro por hora. Para establecer este tipo de procedimiento de pago, deberás analizar el tiempo que te llevará y ponerle un precio por hora. Una buena opción para actividades que no tarden más de dos semanas.

También podrás cobrar por hitos. Los proyectos pueden dividirse en fases y tú podrás cobrar por el trabajo realizado durante cada una de ellas. Puedes procurar que cada una dure un mes para cobrar por cada mes de trabajo.

Cobro por proyecto. Establece un precio total sumándole el tiempo que vas a necesitar para completarlo y los diferentes gastos que te llevará realizarlo. Podrás poner un precio fijo para proyectos pequeños, otro para aquellos de mediana envergadura y un tercero para los grandes proyectos.

Una de las opciones más frecuentes en el ámbito de los medios de comunicación es cobrar por número de caracteres. Podrás pedir una cantidad de dinero por un artículo de, por ejemplo, 800 caracteres.

La última opción es la de cobrar en paquetes. Este tipo de pago se aplica al desarrollo de contenidos. En el ámbito de la comunicación, se puede negociar una cifra por un número de artículos al mes con un número de caracteres definidos y cobrar por cada paquete de artículos desarrollados.

En ESERP, somos conscientes del esfuerzo que conlleva dedicarte por tu cuenta a realizar un trabajo. Por ello, te recomendamos que pienses siempre en tus capacidades y en todo lo que te ha costado llegar a ser el profesional que eres. Marca siempre aquello que te mereces y nunca regales tu trabajo ni tu tiempo.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO


llámanos al
900 101 483

¿TIENES DUDAS O QUIERES VISITARNOS?
Contacta con nosotros

síguenos en