Metodologías Ágiles: Gestión de Proyectos 

Las metodologías ágiles garantizan el flujo de trabajo, disminuyen los errores y mejoran la calidad del producto final. Descubre cómo se aplican.

El avance de las nuevas tecnologías ha supuesto una revolución para el marketing, no solo en lo que respecta a los medios de comunicación sino también en la manera de trabajar. Las metodologías ágiles son herramientas que permiten organizar mejor el flujo de trabajo, aumentan la capacidad de respuesta, reducen los tiempos de entrega, optimizan el retorno de la inversión y potencian la satisfacción laboral.

Metodologías ágiles de gestión de proyectos 

Metodologías ágiles de gestión de proyectos 

  1. SCRUM

En la metodología SCRUM el proyecto se ejecuta en una serie de ciclos cortos denominados iteraciones en los que se va añadiendo valor al producto final. El equipo de trabajo tiene libertad para organizarse, aunque existen dos roles clave: el product owner que se encarga de optimizar el trabajo del equipo y mantener la comunicación con el cliente y el scrum master, que da seguimiento a la metodología de trabajo.

Este método Agile prevé una reunión inicial para que el equipo determine qué tareas abordará, cómo lo hará y cuáles son los objetivos de cada iteración. El seguimiento se realiza mediante reuniones cortas a diario. Al terminar cada fase se presentan los resultados al cliente, se escucha su retroalimentación y se valoran los resultados y el método de trabajo.

  1. Extreme (o XP) Programming

Esta metodología Agile prevé diferentes actores. Por una parte, el cliente, que es quien establece las prioridades, y por otra parte el coach, que asesora y marca el rumbo del proyecto. Los programadores forman parte del equipo que desarrolla el proyecto y los testers ayudan al cliente con los requisitos del producto.

Este método de trabajo también prevé diferentes plazos de entrega. Para definir las prioridades y las fechas de entrega se tienen en cuenta las exigencias del cliente, así como el coste y la dificultad del proyecto. Una vez que comienza, se realizan pruebas de forma periódica para comprobar que todo funciona correctamente y evitar que se produzcan errores durante el proceso. Al final de cada iteración se realizan las entregas al cliente.

  1. Metodología Kanban

Es una de las metodologías ágiles más interesantes para los equipos de marketing digital ya que permite mezclar proyectos y tareas brindando un flujo constante de trabajo. Es muy fácil de utilizar debido a su carácter visual y se centra en premiar la calidad y promover la mejora continua.

Se crea un tablero de tareas accesible a todos los miembros del equipo. En ese tablero, cada columna corresponde a un estado específico del flujo de tareas, de manera que todos puedan saber en qué punto de cada proyecto se encuentran. El trabajo se divide en diferentes partes y en cada tarjeta se especifican los detalles necesarios para su consecución. Se determina además un número máximo de tareas para no generar saturación y poder seguir correctamente cada proyecto.

Si quieres seguir profundizando en las diferentes metodologías de trabajo en el área del marketing, puedes cursar nuestros programas relacionados con las metodologías ágiles, con los cuales aprenderás a diseñar, implementar y dirigir estrategias de marketing, venta y comunicación en un entorno digital.

Aquí te los presentamos:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO


llámanos al
900 101 483

¿TIENES DUDAS O QUIERES VISITARNOS?
Contacta con nosotros

síguenos en