Cómo hacer un TFG

Has llegado a la recta final de tu carrera universitaria y, como paso previo a la obtención del título, debes defender tu trabajo fin de grado. Sin embargo, pese a lo que podrías pensar, no se trata de un trabajo más del programa de estudios, sino que necesita de una planificación y metodología concretas. Es posible que sea la primera vez en tu carrera que te enfrentes a un proyecto de este tipo, por eso a continuación te enumeramos las cuestiones clave a las que debes prestar especial atención.

El tema del trabajo fin de grado

El primer paso a la hora de elaborar tu proyecto fin de carrera es elegir un tema. En primer lugar, debes tener en cuenta que será un ejercicio en el que invertirás muchas horas al día durante un período de tiempo largo e intenso. Por ello, deberás escoger una temática que te motive, que te guste o sobre la que disfrutes profundizando. No obstante, si centras tu atención en algo muy concreto puede que el contenido del trabajo fin de grado se agote enseguida y no logres la extensión requerida. Pero, por el contrario, si la temática es muy amplia o muy abierta puede que tu proyecto se centre solo en generalidades y no aporte nada nuevo.

Quién te dirige el TFG

Es importante que la persona que se encargue de supervisar tu trabajo fin de grado tenga los suficientes conocimientos en la materia que vas a desarrollar como para poder orientarte. Pero lo fundamental es que la sintonía entre tú y tu director de proyecto sea total, ya que os tocará trabajar intensamente juntos.

Documentación

Cómo hacer un TFG

El trabajo fin de grado es una labor de investigación, por lo que requiere una documentación exhaustiva previa. Una vez sepas el tema que vas a tratar, debes comenzar una labor de búsqueda de información sobre la que finalmente expondrás tus conclusiones.

Planificación y redacción del TFG

Una vez recopilada la información, debes empezar a redactar el contenido: de qué vas a hablar, cuál es el orden que vas a seguir y qué conclusiones obtienes. Como ejemplo, puedes empezar por elaborar un índice con los apartados y subapartados que vas a desarrollar en tu proyecto. Esto te dará una visión global de cómo será el trabajo fin de grado y de la extensión del mismo. Además, existen numerosas plantillas que pueden ayudarte a estructurar tu proyecto: agradecimientos, índice, datos personales, listado de acrónimos, bibliografía y demás apartados necesarios.

Por otra parte, es importante que cuides la redacción del contenido, el cual debe ser claro, conciso e interesante. Finalmente, el proyecto debe terminar con unas conclusiones bien planteadas y obtenidas como resultado lógico del trabajo fin de grado.

Presentación del trabajo fin de grado

En este sentido, cada universidad establece sus propias normas de presentación de los proyectos de fin de carrera. Debes cuidar la forma en la que presentas tu trabajo, puesto que, aunque el contenido sea espléndido, si no se presenta en el formato adecuado no servirá de nada.

Entrega de la documentación

Así pues, el proyecto está finalizado y elaborado en el formato indicado (impreso en papel con los márgenes requeridos, tipo de papel, tapas del grosor adecuado, presentado digitalmente o en ambas formas). Es el momento de que presentes la documentación requerida por tu universidad, prestando especial atención a los plazos.

Defensa del trabajo fin de grado

La última fase de tu proyecto es su presentación ante el tribunal. Normalmente, dispones de unos minutos para contarle a los miembros del tribunal en qué ha consistido tu trabajo y a qué conclusiones has llegado. Tu intervención debe ser lo más clara posible, de forma dinámica y tratando los aspectos más importantes. 

Ahora sí que ya eres graduado. Enhorabuena. Tu futuro empieza con nuestros Grados Universitarios.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO


llámanos al
900 101 483

¿TIENES DUDAS O QUIERES VISITARNOS?
Contacta con nosotros

síguenos en