¿Qué es el flujo de caja y cómo calcularlo?

El flujo de caja es un indicador clave de la salud económica de una empresa. Descubre los distintos flujos de caja y aprende a calcular el flujo de caja neto.

Flujos de caja

En la contabilidad financiera de una empresa, el flujo de caja es uno de los indicadores más importantes, ya que brinda información sobre los ingresos y gastos, permitiendo determinar la solvencia y liquidez del negocio. Ésta labor en la empresa es llevada a cabo por el Controller Financiero, y su importancia radica en el control del estado de flujo de efectivo, ya que gracias a éste, se puede evaluar la capacidad de un negocio para generar riqueza y ayuda a tomar decisiones estratégicas sobre el funcionamiento de la actividad, su modelo de financiación y las inversiones.

¿Qué es el flujo de caja?

El flujo de caja se refiere a la información sobre los recursos que genera una empresa, tanto los flujos de entrada como de salida, en un periodo de tiempo específico. Se utiliza para indicar la acumulación neta de activos líquidos durante un periodo concreto.

Tipos de flujo de caja

  • Flujo de caja operativo.

    Cantidad de dinero en efectivo que entra y sale de la empresa mediante las operaciones directamente relacionadas con el ejercicio de su actividad, sin tener en cuenta los costes de financiación.

  • Flujo de caja de inversión.

    Cantidad de dinero ingresada o gastada según las inversiones de la empresa, generalmente en productos financieros que se pueden convertir fácilmente en liquidez, así como en la compra de bienes inmuebles e inmovilizado tangible e intangible.

  • Flujo de caja financiero.

    Movimientos en efectivo de las inversiones financieras de la empresa relacionadas con su actividad, como el pago de los créditos o el efectivo recibido de la emisión de acciones.

Tipos de flujos de caja

¿Cómo calcular el flujo de caja?

El flujo de caja neto se refiere al efectivo que entra y sale de la empresa. Se calcula agregando el beneficio neto a las amortizaciones realizadas en el periodo, a través de la siguiente fórmula básica:

Flujo de caja = Beneficios netos + Amortizaciones + Provisiones + Cuentas por pagar – Cuentas por cobrar

Si el estado de flujo de efectivo es positivo, indica que los ingresos de la empresa han sido mayores que los gastos, pero si es negativo significa que ha gastado más de lo que ha ingresado.

Si te interesa profundizar en los conceptos financieros, económicos y contables, nuestros MBA y Másteres en Finanzas te vendrán como anillo al dedo. Podrás trabajar como director administrativo o del departamento financiero de una empresa, desempeñarte como analista de inversiones o llevar la contabilidad de tu propio negocio.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO


llámanos al
900 101 483

¿TIENES DUDAS O QUIERES VISITARNOS?
Contacta con nosotros

síguenos en