TIC en Educación Infantil

Vivimos rodeados de ordenadores, smartphones, tabletas… pero ¿qué papel juegan las Tecnologías de la Información y la Comunicación en la educación de los más pequeños? Abordémoslo juntos en este artículo.

En una sociedad tan cambiante como es la actual, no podemos concebir nuestro día a día sin la tecnología. Es un hecho: quizá no crecimos con ella, pero nos rodea y no seríamos capaces de entender la actualidad si no estuviera. Pero ¿y si pensamos en los niños? Ellos sí han crecido y están creciendo con la tecnología y, por eso, cabe preguntarse también si ésta debe estar presente en los procesos de aprendizaje y, de ser así… ¿desde qué edad? ¿Y cómo debemos hacerlo correctamente? Con nuestro post, trataremos de dar respuesta a todas estas preguntas. ¿Nos lees?

Qué son las TIC en educación infantil y cómo usarlas

Actualmente, los niños viven rodeados de tecnología desde que nacen y, precisamente por este motivo, asumen su existencia en el día a día de la sociedad de una manera natural, adaptándolas incluso en su uso cotidiano sin dificultad.

Teniendo esto en cuenta, tiene sentido la presencia de todas estas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en el entorno escolar, ya que son útiles para desarrollar el potencial de los niños a través de propuestas didácticas que incluyan estos elementos. Pero ¿cuándo debemos comenzar a hacerlo? Ya sea porque estás pensando en dedicarte a la docencia como si te lo preguntas desde el prisma de la maternidad o paternidad, déjanos decirte que la respuesta es desde una edad temprana.

Desde los 3 años, los niños entran en contacto en las aulas con pizarras digitales, tabletas, ordenadores… y, en la mayoría de los casos, ni siquiera es este su primer contacto. Por ello, la inmersión TIC en educación infantil es necesaria, pues además puede ayudar a formar a los alumnos en prácticas de uso seguro, más allá del aprovechamiento educativo de estas herramientas, e incluso comenzar a introducir desde la infancia acciones preventivas de ciberseguridad.

En cuanto a la pregunta de cómo usar las TIC en educación infantil, hoy multitud de enfoques para permitir fomentar los valores educativos a través de estas herramientas, lo cual es clave porque estaremos sentando las bases del futuro de la vida académica –y, posteriormente, laboral– de los estudiantes.

Qué utilidad pueden tener las TIC en educación infantil

En el ámbito de la educación infantil concretamente, no solo pueden usarse, sino que además pueden ser de gran utilidad:

  • Para el desarrollo motriz: adaptando siempre los ejercicios a su edad, la tecnología puede ayudarles a aprender movimientos, direcciones, etc., a través de sistemas como el de reconocimiento corporal.
  • Para desarrollar la expresión comunicativa: gracias a la enorme cantidad de recursos audiovisuales y escritos disponibles en internet, se trabaja la diferenciación e identificación de letras, números, sonidos, etc.
  • Para la comunicación social y buen uso de internet: los niños aprenden por imitación, y ver el buen ejemplo de uso de las TIC del personal docente lo fomenta. Además, estas tecnologías favorecen también el trabajo en equipo y, por tanto, la socialización.

Además, el uso de las TIC en educación infantil es muy útil para estimular la creatividad del alumnado al ofrecerles nuevas formas de experimentar y manipular, y esto despertará aún más en ellos la curiosidad y el espíritu de investigación.

Tecnologías de la información Educación Infantil

Recursos usados en educación infantil

Las TIC en educación infantil presentan múltiples recursos y herramientas muy útiles para los alumnos. Algunos ejemplos y sus aplicaciones son:

  • Pizarras digitales y tabletas: estos espacios interactivos son muy interesantes porque el alumno puede usarlos de manera autónoma con sus dedos o con un puntero/bolígrafo. Gracias a estas herramientas, es posible potenciar capacidades como arrastrar, seleccionar, unir, etc., lo que desarrolla la coordinación, e incluso la escritura al pintar con el bolígrafo o con sus dedos las letras, números, etc.
  • Ordenadores y programas como Word o PowerPoint: en el aprendizaje de la lectura, herramientas como Word permiten a los alumnos ir avanzando, de reconocer las letras –y pulsar cuál es cada una en el teclado– hasta llegar a la lectura de pequeños textos –fichas de lectura­– creadas por el personal docente. En cuanto a PowerPoint, los alumnos pueden crear sus propias presentaciones para la clase utilizando su imaginación y cualquier recurso audiovisual que deseen: fotos, música, vídeos, gifs, etc.
  • Cañón proyector: en clases con elementos como este, los niños pueden incluso crear y compartir sus presentaciones con sus compañeros, estimulando la comunicación y el trabajo en equipo.
  • Cámara de vídeo y/o grabadora de sonidos: estos recursos TIC en educación infantil nos ayudan a trabajar el lenguaje oral registrando cuentos, canciones, adivinanzas, poesías, etc. Así, los alumnos podrán mejorar el timbre, la vocalización, la entonación, el volumen… incluso el silencio.
  • Internet: será el gran portal que les permitirá explorar y dar rienda suelta a su naturaleza curiosa en un entorno seguro, con la guía y ayuda de los docentes. Desde ampliar información sobre un tema hasta conectarse con otra clase o, incluso, con otro centro educativo a través de herramientas de videollamada. ¡Las posibilidades son infinitas!

Como vemos, el uso de las TIC en educación infantil tiene grandes beneficios, desde crear autonomía en los alumnos desde una edad temprana hasta facilitar la comprensión de conceptos o motivar la comunicación, sin olvidarnos de fomentar el uso cooperativo o estimular nuevos aprendizajes.

Si sientes que te gustaría adentrarte más en el mundo de la aplicación de recursos TIC en educación infantil, descubre nuestro Grado en Educación Infantil y profundiza en el mundo de oportunidades que suponen dentro del sector de la educación. ¡Te esperamos!

COMPARTE ESTE ARTÍCULO


llámanos al
900 101 483

O escríbenos aquí

síguenos en