Trabajar como nómada digital

En el nuevo paradigma laboral que vivimos desde que el Coronavirus irrumpiera en nuestras vidas, donde el teletrabajo llegó para quedarse, convertirse en nómada digital se ha convertido en el sueño de muchos. Pero si no te queda muy claro en qué consiste este estilo de vida, ¡quédate! Te lo contamos todo en este post.

 

Pandemia mundial. Confinamiento. Teletrabajo. La digitalización obligatoria por la que la situación nos obligó a pasar no solo actualizó nuestra forma de trabajar, sino que también nos abrió los ojos. A partir de este momento, nuestras prioridades cambiaron, y hemos comenzado a darle la importancia que merecen a otros aspectos de nuestra vida – más allá del ámbito laboral –. Este cambio de perspectiva nos ha hecho preguntarnos: si trabajar nos permite aprovechar más nuestro tiempo y podemos hacerlo desde cualquier lugar, ¿por qué no aprovecharlo para viajar?

Así, durante los últimos años, se ha democratizado el concepto de nómada digital que, si bien ya existía anteriormente, en la actualidad goza de una mayor popularidad. Incluso ha impulsado otras variantes: empresas que otorgan la libertad de teletrabajo desde el lugar que elijas, personas que extienden sus vacaciones gracias al teletrabajo, viajes de negocios que se extienden para poder explorar las ciudades que se visitan, etc.

¿Qué es ser nómada digital?

Con todas estas nuevas maneras de viajar trabajando – o trabajar viajando –, empecemos por el principio para despejar todas las dudas: ¿qué significa ser nómada digital? Se trata de conseguir una flexibilidad horaria y de ubicación completas, para poder trabajar dónde y cuándo quieras.

La principal condición de un nómada digital es, por tanto, un trabajo 100% remoto para poder cumplir con esta condición. Pero, además, suelen ser trabajos que no dependen de horarios, lo que proporciona una gran flexibilidad, y que tienen también una gran posibilidad de autogestión.

Y, sobre todo, ser nómada digital excede el plano laboral: es un estilo de vida, es querer exprimir al máximo la libertad laboral de este nuevo paradigma para poder vivir viajando.

¿Por qué convertirte en nómada digital?

Sin duda, por la experiencia en ser nómada digital. Como decíamos, ser nómada digital es un estilo de vida que te permite conocer nuevos lugares, culturas, nuevas amistades… Y que está fomentado por la gran libertad profesional – geográfica y de horarios –, potenciado por la tecnología, y movido por las inquietudes de las personas que deciden optar por esta manera de vivir.

El hecho de dar el salto está motivado por varias razones, y aunque depende de la experiencia personal de cada uno, las causas más habituales son:

  • Gozar de una mejor calidad de vida.
  • Flexibilidad geográfica, en ocasiones motivada por viajar y conocer destinos nuevos, pero también para poder tener la libertad de pasar más tiempo con familiares y amigos.
  • Vivir en climas más agradables.
  • Disfrutar de viajes más largos.
  • Ser dueño de tu tiempo y poder autogestionar tu carga de trabajo de la mejor manera.

El teletrabajo o trabajo en remoto, elemento clave para poder convertirte en nómada digital, es ahora común y una práctica altamente demandada. Pero la situación actual ha sido acelerada por la urgencia de esa digitalización de emergencia debido a la COVID-19; anteriormente, aunque era una práctica que ya se llevaba a cabo, era algo secundario, no un requisito prácticamente imprescindible como se ha convertido en actualidad.

Aquí vemos algunas de las ventajas del teletrabajo:

  • Favorece la productividad gracias a dotar a los trabajadores de autonomía y flexibilidad.
  • Favorece la innovación tecnológica de la empresa.
  • Supone un ahorro de costes, para la empresa –porque puede optar por oficinas más pequeñas o por prescindir de ellas–, pero también para el trabajador –que evita los costes de desplazamiento diarios–.
  • Reduce el estrés y el riesgo de accidentes laborales.
  • Favorece la conciliación de la vida personal y laboral, y esto se refleja en empleados más contentos que apuestan por quedarse más tiempo en la empresa, es decir, en una retención del talento y en la disminución de la rotación de equipos.

Y, sobre todo, potencia el desarrollo personal de los trabajadores ya que, al tener un mejor equilibrio de la vida laboral y la personal, pueden apostar por desarrollar otros intereses, optando por continuar su formación, viajar, o ambas al mismo tiempo, ya que para los nómadas digitales el trabajar, estudiar online y viajar no son actividades excluyentes.

¿Cómo puedo convertirme en nómada digital?

Hay muchos modos de hacerlo, pero lo simplificaremos en dos caminos:

  1. Cuando tu trabajo no te permite teletrabajar.

    Esta vía es, sin duda, la más compleja, pues implica una mayor ruptura con tu vida actual. Sin embargo, si el deseo de cambiar y salir de tu zona de confort está presente, deja que sea el combustible que alimente el cambio y ¡adelante! Para poder convertirte en nómada digital dentro de una profesión o un puesto de trabajo que no te permite tener esa flexibilidad para teletrabajar dónde y cuando quieras, necesitarás encontrar el modo de reconvertirte: ¿qué puedes hacer para generar ingresos?

    Puedes apostar por ampliar tu formación con programas de máster en marketing e innovación digital; complementar tu trabajo siendo freelance en tu tiempo libre, para conseguir así una cartera de clientes que, a la larga, te permitan dejar tu trabajo y dedicarte en exclusiva a ellos. Por otro lado, puedes comenzar tu propio negocio online o incluso, puedes trabajar por cuenta ajena en una nueva posición dentro del mundo digital que opte por la modalidad 100% en remoto.

  2. La otra vía parte de la premisa de que tu profesión actual te permite la conversión.

    Si trabajas por cuenta ajena, puedes hablar con la organización para trabajar en remoto –siempre que tu rol lo permita–. Si en tu día a día puedes realizar tu trabajo completamente online y estás satisfecho con tu posición actual, ¿por qué no darle una oportunidad? Eso sí, trata de implementarlo con tu empresa poco a poco, especialmente si el teletrabajo está implantado pero muy en segundo plano. Por otro lado, si tienes tu propia empresa –y, además, es digital–, te será mucho más sencillo implementar esta nueva manera de trabajar.

    ¿Y si tienes un negocio físico? No te preocupes, actualmente existen soluciones muy diversas para poder gestionar tu negocio sin tener que estar siempre presente. 3 tips que no deberías dejar pasar para ello son apostar por un modelo de trabajo digital con reuniones por videollamadas, gestionar las finanzas con aplicaciones en línea para poder consultar cada detalle de manera remota, y, siempre que sea posible, contar con personas de confianza para puestos de responsabilidad de los que dependa la administración de la actividad diaria.

La transformación digital de negocio, la clave de todo

Como vemos, la transformación digital de las empresas ha sido clave para la democratización de los nómadas digitales, y es que este proceso – siempre adaptado a las capacidades de cada empresa – es una reacción natural a la evolución del mundo hacia el plano digital.

Debe sostenerse sobre cuatro pilares principales: tecnología, cultura empresarial, experiencia del cliente y objetivos de negocio. Y, además, incorporar esta transformación digital cuenta con numerosos beneficios:

  • Mejora la eficiencia de procesos.
  • Fomenta el trabajo colaborativo y la comunicación interna.
  • Proporciona adaptabilidad en un entorno muy cambiante.
  • Impulsa la cultura de innovación.
  • Mejora la experiencia del cliente y su relación con la marca.
  • Gracias a la obtención de datos y su análisis, potencia nuevas oportunidades de negocio.

¿Qué trabajos son los mejores para ser nómada digital?

Si bien es cierto que, cada vez más, muchas empresas están dando mayores libertades para poder trabajar como nómada digital, de manera remota y con gran flexibilidad, hay ciertos trabajos que ya impulsaban el nomadismo digital desde antes de 2020.

Si la empresa en la que trabajas lo permite, se trata de un negocio digital y tu rol puede desarrollarse 100% en remoto, puedes convertirte en nómada digital temporalmente. Pero las profesiones más consagradas entre los nómadas digitales se engloban en los siguientes campos:

  • Marketing digital: creación de contenidos, gestión de redes sociales, creación y gestión de blogs, etc.
  • Diseño: diseñador gráfico, diseñador web, UX/UI, etc.
  • Fotografía: fotógrafo, videógrafo, retocador, editor de vídeo, etc.
  • Tech: especialista SEO/SEM, desarrollador web, programador, analista web, etc.
  • Traducción: traductor, editor de textos, etc.

 

Ahora que ya sabes más sobre qué es ser nómada digital, ¿te animarías a llevar este estilo de vida? Si quieres apostar por un cambio así, ¡que nada te frene! Ni siquiera tu formación: apuesta por especializarte en el mundo digital con nuestros programas de máster en marketing y recorre el mundo trabajando en lo que más te apasiona. ¡Te esperamos!

COMPARTE ESTE ARTÍCULO


llámanos al
900 101 483

O escríbenos aquí

síguenos en