Transformación Digital

APROVECHANDO EL COVID PARA TRANSFORMARNOS DIGITALMENTE

El COVID está asestando un duro golpe en todo el mundo, impactando a millones de personas, pero también a la economía en general y a las empresas. Nunca antes habíamos vivido algo similar y nunca antes, acelerar la transformación fue tan importante. No en vano estamos viviendo la formación digital más grande que el mundo ha visto, o un incremento de los hábitos de consumo on line sin precedentes, alcanzando un crecimiento del 86,6% en alimentación, según Nielsen. ¿Podemos pensar que todo volverá a ser igual que antes cuando esta pandemia termine? Definitivamente, no, la transformación digital ya no es una opción.

Estar preparados y posicionados en este entorno es crucial para poder dar una respuesta rápida y eficaz, si todo se acelera, más aún con el coronavirus, las empresas y profesionales tenemos que hacerlo también. Pero no hay pastillas para la transformación instantánea, el 85% de las empresas están en algún proceso de transformación, pero menos del 30% de los procesos de transformación digital triunfan según un estudio reciente de McKinsey.

¿Qué es la transformación digital?

Es un proceso de evolución tecnológica pero sobre todo cultural y podemos decir que, hay casi tantas definiciones de transformación digital como empresas. Es un viaje arduo y duro, un cambio profundo y continuo en las organizaciones, que deben maximizar las posibilidades de la tecnología para obtener ventajas competitivas y conectar con los clientes, generarles experiencias únicas, para lo cual las personas son la clave.

Aprendizaje continuo, exploración, innovación, flexibilidad deben formar parte del ADN de las compañías, para ser capaces de absorber y desplegar tecnologías de la manera más eficiente posible, con foco en un nuevo consumidor, cada vez más exigente, más informado, más preocupado por la sostenibilidad e hiperconectado.

La transformación digital es más que digitalizar o automatizar procesos, requiere cambios en los modelos de negocio. Es preciso desafiar y redefinir la propuesta de valor de la empresa, cuyo foco debe ser tanto involucrar más a nuestros clientes con nuevos servicios y experiencias como ganar nuevos clientes. Hemos de actuar en 3 ámbitos no excluyentes:

  • Generar nuevas propuestas a los clientes, en relación con los productos y servicios actuales que ofrecemos
  • Ampliar la propuesta de valor, para atraer nuevos clientes y afianzar a los actuales
  • Mejorar la propuesta actual, con pequeños cambios continuos e incrementales

4 preguntas clave para implementar la transformación digital

Desde un punto de vista más conceptual y de una manera sencilla, un proceso de transformación digital debe responder a 4 preguntas:

preguntas clave para la transformación digital

¿POR QUÉ hacemos la transformación digital?

Porque es imprescindible no solo para hacer crecer nuestro negocio sino para mantenerlo. Debemos tener una visión holística y materializarla en una estrategia digital integral compartida por toda la organización, entendiendo cómo apoya a nuestro negocio. No es una cuestión del departamento de tecnología, de marketing, o de crear un departamento nuevo dedicado a ello. Debe estar apoyada al más alto nivel de la organización, el CEO o Director general es la figura más determinante.

¿PARA QUIÉN hacemos la transformación?

Para nuestros clientes, que esperan una experiencia más personalizada y sentirse parte, identificarse con los valores de las compañías a las que compran. No se trata solo de saber quiénes son y contarles lo bueno que es nuestro producto o servicio para que nos compren.  Esto sería una visión muy cortoplacista, necesitamos entenderlos, saber cómo se comportan, qué les mueve, para ofrecerles una experiencia única y onmicanal, enamorarlos para siempre, para que sigan con nosotros por muchos años. Es preciso desarrollar una visión 360º, buscar el equilibrio entre la estrategia off line y on line y orientarnos sobre todo a generar valor al cliente de forma natural, generando contenido de calidad, reforzando nuestros valores, ganándonos en definitiva su confianza (Inbound Marketing).

Las empresas que personalizan las experiencias de los clientes ven mayores niveles de participación y una mayor retención de los mismos. La tecnología y con ella los datos, son nuestro gran aliado. Las compañías que sepan hacer uso de los datos para entender profundamente a sus clientes, comunicarse con ellos, anticiparse a sus necesidades, y en definitiva ofrecerles una experiencia superior, generarán unas enormes ventajas competitivas.

¿CON QUIÉN hacemos la transformación?

La transformación la hacen las personas, los empleados de la compañía. Es sobre todo un cambio de actitud, de cultura interna, de liderazgo, de organización en definitiva. Hemos de ser capaces de generar contextos para trabajar con mentalidad abierta, a la experimentación, al riesgo (fail fast), al fracaso, aplicando nuevas metodologías, el continuous delivery, desarrollando nuevas capacidades digitales, así como, atraer talento a la organización. Esto es lo más complejo, requiere un nuevo liderazgo, que fomente el aprendizaje continuo, la autonomía de los equipos, y, en definitiva, el desarrollo de las soft skills, como la innovación, la flexibilidad, la creatividad o el trabajo colaborativo. En este punto, el desarrollo de programas de intraemprendimiento, que ayudan a descubrir y desarrollar talento interno entre los empleados, son realmente importantes y generan diferenciación en las empresas.

¿CÓMO hacer la transformación digital?

Fundamentalmente a través de 3 vías principales:

  • Optimización de nuestro negocio Core: aprovechando tanto la tecnología emergente como la existente para ser más competitivos, optimizar y automatizar al máximo los procesos, desarrollar productos y servicios lo más adaptados posibles al consumidor. La automatización de procesos está siendo y lo será cada vez más, lo que diferencie a las empresas líderes. Tenemos que asegurar que nuestro negocio habitual (el “business as usual”) sea óptimo. Aquí son palancas importantes, tener una arquitectura flexible y escalable, maximización del Cloud (IaaS, PaaS), aprovechamiento de tecnologías como el Big data, la Inteligencia Artificial y Machine Learning, Realidad virtual y aumentada, Internet de las cosas (IoT), blockchain, etc. Ello sin olvidarse de la Ciberseguridad que ahora se convierte en un reto aún mayor. No en vano estas tecnologías ya están cambiando la forma en que trabajamos y vivimos hoy en día.

 

  • Desarrollando Nuevos Modelos de Negocio: hay que liberar presupuesto y definir una nueva estructura organizativa, para pensar en desarrollar otros modelos de negocio, otras formas de generar ingresos, antes de que otros lo hagan por nosotros. En este punto es muy importante contar con alianzas externas, con la comunidad, con partners tecnológicos y del sector.

Se trata de impulsar la innovación dentro de la empresa. Una de las formas es poniendo en marcha procesos de innovación abierta con la colaboración de proveedores, clientes, startups y emprendedores, sector público, … Se trata de algo complejo, que necesita una reinvención de nuestros negocios, más aún con la nueva disrupción provocada por el COVID en la que viviremos un aumento de los entornos de bajo contacto y distancia social.

No es posible hacer la transformación solos, mirando solo hacia el interior de nuestras compañías. Aquí programas de emprendimiento colaborativo con StartUps, son piezas clave para ayudar tanto en la mejora de nuestra cadena de valor como a empujar la propia transformación y el pensamiento “out of the box”.

  • Profundizando y explotando el análisis de los datos: hoy los datos en las compañías son poder, la base para la diferenciación y obtención de ventajas competitivas. Es clave un buen aprovechamiento de los datos, no solo para ser más eficientes en los procesos sino para entender mejor a nuestros clientes, comunicarnos con ellos, y ser capaces de predecir escenarios futuros para anticiparnos a ellos. Las mega plataformas de hoy (Amazon, Apple, Google, Facebook, Microsoft, Alibaba y Tencent) son ejemplos brillantes de cómo aprovechar los datos del cliente para adquirir unas capacidades sin precedentes para dirigirse a ellos e influir en su elección.

 

Transformación digital en las empresas y en los negocios

La tecnología y el impacto de los gigantes digitales está alterando los modelos de negocio actuales hasta el punto de que las empresas necesitarán reinventarse para competir de manera efectiva y satisfacer las necesidades cambiantes de los clientes. Según un estudio de este año de Gartner, la alta dirección de las compañías señala la disrupción digital o tecnológica como el principal desafío. Y cree que las iniciativas tecnológico-digitales deben ser la principal prioridad sus organizaciones, y las que están dando forma a la estrategia de negocio.

Transformación digital en las empresas

De hecho, aquellas empresas que en los últimos años han invertido más en innovación y crecimiento, es decir en transformarse digitalmente, han crecido por encima de las otras, no solo en ingresos sino también en beneficios. Es muy posible que, si no nos enfocamos en abrir nuevas fuentes ingresos, así como ampliar y enriquecer las existentes, nuestro negocio se vea comprometido en el medio o largo plazo, sino en el corto.

Pero no es tan fácil convertirse en un negocio digital, de hecho, la mayoría de empresas se encuentran en la fase de optimización de su core business, haciendo más eficientes sus procesos a través de la digitalización, o, por ejemplo, buscando tomar decisiones más inteligentes y rápidas a través de datos y análisis.

Proceso para transformación digital

Transformación digital en las Pymes

En el escenario actual, uno de los actores más afectados son las pymes, que han sufrido un fuerte impacto, teniendo que tomar decisiones radicales como despidos y cese de actividades de manera temporal o definitiva, por falta de recursos.

Según el Ministerio de Economía, cerca del 70% del mercado nacional lo forman pequeñas y medianas empresas, y su desafío de cara a acelerar el proceso de transformación digital y de capacidades digitales es realmente importante.

Sin embargo, y a diferencia de lo que pudiéramos pensar, la aplicación de tecnologías puede no representar un coste tan alto. Hoy contamos con gran variedad de software y herramientas de código abierto, o la posibilidad de consumir la tecnología en modo servicio. Este período de COVID nos ofrece una gran oportunidad para incorporar herramientas de marketing digital para captar clientes y utilizar plataformas de ecommerce o apps para continuar ofreciendo nuestros productos bienes y servicios a distancia.

3 palancas para transformarse digitalmente

La transformación digital es un proceso de cambio que requiere un nuevo enfoque, principalmente en 3 direcciones:

  • Desarrollando un nuevo liderazgo, inspirador y perseverante, capaz de progresar en incertidumbre y de desarrollar resiliencia en la organización, a la vez que pasión y tenacidad para afrontar el nuevo contexto de disrupción, distanciamiento social y cambio continuo que vivimos.
  • Impulsando la transformación cultural, la innovación debe ser continua, no va de cambiar a las personas, va más de modificar el entorno, generar un escenario en el que las personas se sientan respaldadas, que los empleados sientan que pueden innovar, probar y emprender y que está permitido equivocarse. Experimentar y hacer las cosas de otra manera es la clave del éxito (impacta tanto en modelo organizativo como en los espacios de trabajo). Según Gartner, un cambio en tecnología activa un cambio que multiplica por uno la transformación digital, cambiar la empresa sin embargo, la multiplica por 15.
  • Y, ahora más que nunca, reevaluando nuestro negocio y pensando en nuevas propuestas de valor nuevas y diferenciadas que nos acerquen al nuevo consumidor, más digital, conectado y comprometido con la sostenibilidad. Esto requiere cambios profundos en la organización, las personas y en definitiva en la cultura, que generen nuevos contextos para la búsqueda y desarrollo de oportunidades de negocio.

Ser capaz de sumar a todas y cada una de las personas de la organización a este cambio, modificando la cultura, es el reto más ambicioso que tienen todas las grandes empresas que se encuentran en procesos de transformación digital.

 

Autora: Nuria Alonso
Directora de Transformación Digital en Estrella Galicia & Cross Mentor of TheHop

¿Quieres aprender más sobre transformación digital? Descubre el International MBA in Digital Strategy de ESERP Barcelona.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO


llámanos al
900 101 483

O escríbenos aquí

síguenos en