Embudo de Conversión: ¿Qué es y para qué sirve?

El embudo de conversión es una herramienta esencial en el marketing digital. Te explicamos en qué consiste y cuáles son las diferentes fases del embudo de ventas.

El consumidor actual se informa, compara y reflexiona más antes de comprar. Es poco probable que ese usuario realice una compra durante su primera visita a un sitio web, por lo que las marcas necesitan guiarle a través del buyer journey. Para ello cuentan con una poderosa herramienta: el embudo de conversión.

¿Qué es el embudo de conversión?

El embudo de conversión en el marketing, también denominado funnel de conversión, es la ruta que siguen los usuarios para alcanzar un objetivo determinado, ya sea rellenar un formulario, solicitar un presupuesto o realizar una compra.

El funnel de conversión brinda una información muy valiosa ya que permite determinar cuántos usuarios se pierden en la web en cada uno de los pasos. Así se pueden detectar los puntos del embudo que hay que mejorar para optimizar las conversiones y lograr el mayor ROI posible.

Las fases del embudo de conversión

  • Conocimiento de marca. En esta fase las acciones de marketing se enfocan en atraer al target para que descubra la marca y visite el sitio web. Se recurre a diferentes estrategias, desde el posicionamiento SEO para lograr un tráfico orgánico hasta campañas en las redes sociales. En esta fase del embudo de conversión se encuentran los usuarios que comienzan a involucrarse con la marca, ya sea compartiendo sus contenidos en las redes sociales o escribiendo comentarios. Los objetivos de marketing se centran en alimentar el interés preliminar, generar una buena experiencia y ganarse su confianza.
  • Consideración. En esta fase, cuando los usuarios ya han desarrollado un mayor interés por la marca y comienzan a valorar la compra, hay que brindarles información más personalizada, por lo que es necesario conocerles mejor. Facilitarles la descarga de un ebook o whitepaper a cambio de rellenar un formulario suele ser una estrategia eficaz para recopilar esos datos.
  • Conversión. En esta etapa del embudo de conversión los usuarios son más receptivos a los argumentos de venta, por lo que se puede recurrir a estrategias más directas, como las pruebas de producto, demos, presentaciones personalizadas u ofertas especiales.
  • Retención. Las acciones de marketing en esta fase del embudo de conversión se enfocan en fidelizar a los clientes, algunos de los cuales se convertirán en embajadores de la marca. Se trabaja para construir una relación a largo plazo que incremente las ventas.

Si quieres seguir profundizando en el embudo de conversión y otras estrategias de marketing digital para incrementar las ventas, te recomendamos estos programas:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO


llámanos al
900 101 483

O escríbenos aquí

síguenos en