La licenciatura se quedó atrás, y dejó paso al grado y sus ventajas

¿Es lo mismo un grado que una licenciatura?

La licenciatura forma parte del sistema educativo anterior. Los grados han pasado a ser los títulos universitarios que han sustituido la antigua norma. Si te preocupa saber si es lo mismo, te adelantamos que sí, y por qué estudiar un grado tiene sus ventajas.

De la licenciatura al grado

Años atrás, una licenciatura ocupaba entre cuatro y cinco años de carrera, y daba la opción de estudiar una oposición o acceder directamente al mercado laboral.

Con el Proceso de Bolonia, que se fue integrando lentamente en el sistema educativo, se dispuso cambiar las titulaciones conocidas (diplomatura, licenciatura e ingeniería) por el grado.

Mientras que antes los estudios se diferenciaban por el tiempo de realización, oscilando entre tres a cinco años, en función de lo que eligieses; con el grado, todas las carreras se establecieron en cuatro años.

El Proceso de Bolonia

La necesidad de igualarnos al sistema educativo de Bolonia significaba ponernos a la par del resto de países europeos, facilitando a los jóvenes españoles la inclusión laboral en los distintos Estados de la Unión Europea.

Estudiar una licenciatura implicaba adquirir un conocimiento a la antigua usanza, al menos en muchas carreras. Lo normal era que el profesor transmitiera el conocimiento mediante la teoría, y los alumnos la asimilaran, demostrando su aprendizaje mediante un examen.

El Proceso de Bolonia ha venido a cambiar el método de aprendizaje. Enfocándose en la salida laboral del alumnado, pretende emplear más horas de práctica para que el estudiante termine su titulación mostrando una mayor aptitud frente las opciones laborales que le esperan.

Los beneficios de estudiar un grado

Estudiar un grado significa tener una puerta abierta a poder desempeñarte laboralmente en cualquier país de Europa. Con el grado será más sencilla la homologación de tus estudios en los países europeos, facilitándote la estancia en muchos de ellos para desarrollar tu profesión.

La importancia en estudiar una segunda lengua se refleja mejor en el grado, que introduce una mayor relevancia a los idiomas y beneficia al futuro titulado.

No existe verdaderamente un gran cambio con respecto a la licenciatura, si es que estás pensando en presentarte a una oposición. Ahora, muchas oposiciones obligan a demostrar los conocimientos en otra lengua, enseñanza que el grado actual te aporta.

Además, ahora podrás especializarte en distintas áreas relacionas con tu carrera gracias al máster. Incluso, podrás seguir el camino del doctorado, si así lo deseas.

El grado ha conseguido especializar al alumno para el ambiente laboral, ofreciéndoles a las empresas trabajadores más cualificados y, al mismo tiempo, abriendo las posibilidades de contratación.

Y no solo en Europa se abren más las puertas, sino que otros países del resto del mundo, poco a poco están interesándose por el sistema de Bolonia para combinar sus sistemas de formación con su mercado laboral.

Después del grado tienes la posibilidad de aumentar tus conocimientos mediante un Máster o también estudiar un programa superior.

Dónde estudiar un grado

Como bien sabes, todas las universidades españolas te dan la posibilidad de estudiar un grado, pues ya se extinguió la denominada licenciatura de los programas universitarios.

Incluso, si posees uno de los títulos anteriores al grado, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte te anima a que inicies la homologación a grado para que puedas acceder a los beneficios de la Unión Europea, en lo que a trabajo se refiere.

Qué mejor que poder estudiar en una institución abierta al mundo, cuyo prestigio aumenta cada año por las posibilidades que ofrece, como ESERP Business School.

Ya viste que no hay mucha diferencia entre grado y licenciatura, solo que con el primero te abres al mundo con mayor facilidad.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO


VEN A CONOCERNOS MEJOR
Concierta una cita para visitar nuestras sedes

llámanos al
900 101 483

escríbenos a
hola@eserp.com

síguenos en