Tipos de contratos laborales en España

¿Qué tipo de contrato laboral tengo que ofrecer a mis empleados? La respuesta a esta pregunta depende de una infinidad de factores que tienes que tener en cuenta a la hora de ofrecer uno u otro. Desde la situación de tu empresa hasta la de tus empleados, son varios los puntos que debes de tomar en consideración a la hora de firmar un contrato laboral.

Desde la entrada en vigor de la última reforma laboral, el panorama de la contratación en España ha cambiado de forma drástica. En la actualidad, se distinguen hasta un total de cuatro tipos de contrato: indefinido, temporal, de formación y en prácticas. ¿En qué se diferencian cada uno de ellos?

Tipos de contratos laborales

  • Contrato indefinido

De los cuatro tipos de contrato, el indefinido es el más estable que existe en España. Mediante este acuerdo, la empresa contrata a un empleado de forma indefinida para que lleve a cabo sus actividades habituales o aquellas que sean requeridas por parte de la empresa. Además de ser el más estable, es también el preferido por los empleados, quienes mejoran su productividad gracias a una mejor actitud hacia la empresa.

  • Contrato temporal

El contrato temporal es, por su parte, el más extendido. La empresa ofrece un contrato de duración determinada al empleado a cambio de sus servicios durante ese período de tiempo. Pese a que debería limitarse a proyectos o cargas de trabajo extraordinarios a las que se enfrente la empresa, comúnmente se realiza para limitar los derechos de los trabajadores que se dedican a la actividad principal de la compañía.

  • Contrato de formación

La tercera de las opciones es el tipo de contrato de formación y aprendizaje. Su objetivo es la cualificación profesional de los trabajadores en empresas integradas en el marco del sistema de formación profesional para el empleo o del sistema educativo.

  • Contrato de prácticas

La última opción es el contrato en prácticas. Mediante este tipo de contrato, aquellas personas que hayan seguido una formación reglada, ya sea universitaria o profesional, pueden poner en práctica sus conocimientos al mismo tiempo que los adaptan a las necesidades de la empresa con la que firmen el contrato. Es necesario tener a personas específicas que puedan orientar al trabajador para que mejore su rendimiento.

En definitiva, antes de optar por un contrato u otro, es de vital importancia conocer en qué consisten cada uno de los tipos de contrato en España. En ESERP, no sólo tenemos para ti la mejor formación para que aprendas a liderar y gestionar empresas de manera eficaz, sino que te orientamos para que tengas los derechos que todo trabajador se merece.

Consulta nuestra bolsa de empleo para alumnos y ex alumnos de ESERP.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO


llámanos al
900 101 483

¿TIENES DUDAS O QUIERES VISITARNOS?
Contacta con nosotros

síguenos en