Cómo sacar partido en negocios internacionales con China

China es el país más poblado del mundo, más de 1350 millones de personas, y la segunda economía del mundo, solo por detrás de Estados Unidos, con unos niveles de crecimiento espectaculares desde los años 90 y que se sostienen en el tiempo, pues en 2016 creció un 6,7 %.

En este artículo, te vamos a dar claves para hacer Negocios internacionales en China ​y tener ventaja en un mercado tan competitivo como el del gigante asiático.

​Cuestiones generales

En primer lugar, hay que indicar que los movimientos de comercio internacional están centrados en la zona costera, en núcleos de origen colonial como Hong Kong y Macao y, finalmente, en las principales urbes del país, Pekín y Shanghái. Algo que hemos de saber, además, es que la inmensa mayoría del capital chino en España procede de la provincia de Zhejiang, por lo que suele ser la puerta de entrada a otros países.

En segundo lugar, para poder exportar o importar productos, habrá que inscribirse en el Registro Especial de Operadores de Comercio Exterior (REOCE), dependiente del Ministerio de Economía. Dependiendo del producto, en especial si se trata de alimentación, habrá que pedir permisos especiales a tramitar a través del Consulado de España de la zona correspondiente. Finalmente, habrá que abonar los aranceles en función de lo que marque la legislación.

​Cómo cerrar un trato en China

Algo a tener en cuenta es que un chino promedio ve el trabajo como algo bueno en sí mismo y que dignifica, por lo que destacar no es algo mal visto. Esto es importante a la hora de negociar con un directivo o empresario de este país.

En segundo lugar, si bien es cierto que ya nos podemos encontrar muchos directivos que hablan inglés correctamente, el pueblo chino es orgulloso de su cultura y tradiciones y se va a valorar como un punto a favor muy importante el conocimiento de las mismas. Estos elementos contribuirán a generar confianza a lo largo de la relación comercial.

​Intercambios económicos

Entre España y China hay un déficit comercial estructural que se debe a la importación masiva de productos de bajo coste. En 2016, el volumen de las importaciones fue de 23 851 millones de euros mientras que el de las exportaciones alcanzó los 5032 millones de euros. Eso sí, es importante destacar que, en 2016, el total de las exportaciones creció un 14,8 % con respecto al año anterior, y la tendencia va a ser esa a medio plazo.

Los sectores en los que hay más posibilidad de exportar a China son el cobre, la alimentación, componentes para automóvil y ropa femenina de calidad. Los capítulos de importaciones más importantes son ropa, productos informáticos, de telecomunicaciones y químicos.

Por otra parte, también es importante tener en cuenta el potencial de la creciente clase media china a la hora de ofrecer servicios turísticos con destino a España.

​Formación especializada

Aunque China es un país muy diverso étnica y lingüísticamente, el grupo han es el predominante y el gobierno realiza todos los actos legislativos en la variedad de chino mandarín, siendo esta la lengua franca de relación entre la población de provincias y la que se enseña en la educación pública.

En ESERP, además de la formación homologada necesaria en Administración y Dirección de Empresas o Turismo, un punto esencial es aprender a hablar y escribir correctamente en chino. Un error frecuente es pensar que el empresario o directivo chino no valora el conocimiento de su idioma por parte de directivos extranjeros, y es todo lo contrario.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO


VEN A CONOCERNOS MEJOR
Concierta una cita para visitar nuestras sedes

llámanos al
900 101 483

escríbenos a
hola@eserp.com

síguenos en