Técnicas de PNL. Cómo usarlas en tu vida profesional y personal

Las técnicas de programación lingüística, lejos de pertenecer a un contexto científico, han conseguido en el entorno empresarial y psicológico muchos adelantos en la mejora del individuo.

Las ténicas de PNL son muy utilizadas en los procesos de coaching empresarial porque la programación neurolingüística potencia el empoderamiento personal en el trabajo y en la vida.

Qué son las técnicas de programación neurolingüística (PNL)

Las técnicas PNL se basan en una estrategia en que están implicados procesos neurológicos y lingüísticos, que han sido preparados previamente por el sujeto, con el fin de mejorar internamente y en su relación con los demás.

Someterse a esta técnica supone un refuerzo en tu competitividad, mejorando así la visión de tus interlocutores. Por lo que dicho método te ayuda a incrementar tu capacidad de trabajo y a sentirte mejor contigo mismo.

¿Para qué sirven?

Mediante su puesta en práctica, puedes conseguir una mejora considerable para comunicarte con terceros, ya que optimiza tu seguridad y tu forma de presentarte a los demás.

Al indagar en tu forma de pensar y de actuar consigue que analices todo aquello que sucede dentro de ti, para que puedas desechar aquello que suponga un comportamiento autodestructivo o nocivo.

Una de las claves que ofrece al individuo es la observación de terceros, con el fin de atraer para sí mismo comportamientos que siente enriquecedores y beneficiosos para su persona.

Esto a su vez, en las relaciones sociales, puede lograr hacer sentir a tu interlocutor más cómodo, por la conexión que a modo de espejo se lleva a cabo. Esto comprende la naturalidad con la que debes compaginar sus movimientos con los tuyos, para armonizar la relación.

Por todo lo anterior, la utilidad de las técnicas PNL en los departamentos de RR.HH. es óptima. No solo trasmites confianza, sino que te conviertes en alguien influyente de quien se debe copiar una conducta adecuada.

Buscar la excelencia

La primera técnica de PNL que puedes practicar es modelar los comportamientos ejemplares de aquellas personas a las que admiras. Es decir, potencia tu excelencia interiorizando en primera persona esos comportamientos que te inspiran.

Visualización positiva

Otro sencillo ejercicio de PNL es que practiques la visualización positiva. Por ejemplo, si vas a realizar una entrevista de trabajo, visualízate a ti mismo desarrollando la prueba con éxito. ¿En qué te ayuda este ejercicio? Te permite ganar autoconfianza y optimismo al recrearte en sensaciones agradables.

Elevar el estado de ánimo

Además, cuida tu postura corporal ya que tu posición física influye de forma directa sobre el estado de ánimo. Por ejemplo, si estás nervioso por algún motivo, siéntate en tu despacho con la espalda recta y respira profundamente. Esto te va a ayudar a generar un nuevo estado de ánimo.

Además, genera anclajes. Por ejemplo, personaliza tu pantalla de ordenador con una fotografía de un paisaje natural que inspire el valor de la calma y la serenidad. Los anclajes son pequeños amuletos de la suerte que tú mismo creas en tu vida.

Rapport en la entrevista de trabajo

Desde el punto de vista de la comunicación en una entrevista de trabajo o con un socio de negocios puedes practicar el rapport. Es decir, puedes acompasar el lenguaje corporal de tu interlocutor. Sin embargo, debes ser su espejo de un modo natural, de lo contrario, si este proceso resulta artificial, no dará buenos resultados.

Más allá de cuál sea tu especialidad, la PNL es un complemento vital en el trabajo y en tu vida personal.

En ESERP te incentivamos a seguir preparándote y aprendiendo para que puedas conseguir tus logros y seas esa persona a imitar por las nuevas generaciones.Puedes profundizar en su estudio a través del nuestros Máster en Recursos Humanos. 

 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO


VEN A CONOCERNOS MEJOR
Concierta una cita para visitar nuestras sedes

llámanos al
900 101 483

escríbenos a
hola@eserp.com

síguenos en