Consejos para mejorar tus aptitudes este verano

El verano es época de disfrute y bienestar, pero también de pensar en cosas importantes de tu vida como tu futuro laboral. Llevar a cabo una buena formación resulta básico para convertirte en un buen profesional. Eso lo vas a conseguir con esfuerzo y dedicación, pero hay algo que marcará la diferencia entre tú y el resto: las aptitudes que desarrolles.

Las aptitudes profesionales: el elemento diferenciador

Cada vez más, los reclutadores de todo tipo de compañías tienen en cuenta las aptitudes de los candidatos a los que realizan sus entrevistas. Los seleccionadores de personal son conscientes de que el nivel formativo de los profesionales es muy elevado. En muchas ocasiones, las aptitudes se convierten en el elemento definitivo y diferenciador, que inclina la balanza hacia un lado u otro, es decir, hacia un candidato u otro.

Cuando las empresas buscan talento, a la hora de decantarse entre su amplia oferta de candidatos, tienen en cuenta sus aptitudes. Las más valoradas en el ámbito laboral son de dos tipos. Por un lado, están las que influyen en tu trabajo, las habilidades que hacen que seas un trabajador eficaz:

  • Capacidad analítica
  • Capacidad de síntesis
  • Creatividad
  • Proactividad
  • Iniciativa

Por otro, se encuentran aquellas que fomentan una relación positiva con tus superiores y compañeros:

  • Trabajo en equipo
  • Capacidad de negociación
  • Control de estrés
  • Argumentación
  • Asertividad

Como avanzábamos al comienzo, el verano es el momento idóneo para reflexionar sobre tus valores y carencias. Una vez localizados, se hace necesario suprimir las últimas y mejorar los primeros. Para ello, resulta aconsejable que sigas los siguientes consejos:

  1. Parece una obviedad, pero poner en práctica tus aptitudes. Así lograrás no oxidarte y, al mismo tiempo, localizar vicios que te perjudiquen.
  2. Analizar tus labores en la empresa donde trabajes y, una vez finalicen tus vacaciones, pedir mayores responsabilidades. Los desafíos motivan, lo que te llevará mejorar todas y cada una de tus aptitudes.
  3. Investigar y conocerlo todo acerca de la empresa y tu jefe, ya que, así podrás centrarte en todo aquello que demanda en un trabajador.
  4. Estate bien informado de todas las novedades de tu sector y, aprovecha la época estival para leer libros especializados.

Resulta innegable que los conocimientos necesarios para ser un buen profesional los adquieres realizando una formación de calidad. Nada mejor que un centro de prestigio como ESERP para cursar tus estudios universitarios. Te ofrecemos una gran variedad de grados, masters y MBAs para elegir el que más se adapte a ti. ¡No te arrepentirás!

COMPARTE ESTE ARTÍCULO


llámanos al
900 101 483

¿TIENES DUDAS O QUIERES VISITARNOS?
Contacta con nosotros

síguenos en