Objetivos cualitativos y cuantitativos en Marketing

Los objetivos cualitativos y cuantitativos son fundamentales en cualquier plan de Marketing, pero es importante saber diferenciarlos para establecerlos correctamente. En este artículo te damos todas las claves.

Importancia de los objetivos cualitativos y cuantitativos en Marketing

A la hora de tomar decisiones estratégicas de calado en el mundo empresarial, es muy importante tener en cuenta que la cultura de la inmediatez y la impaciencia son un lastre del que tenemos que desprendernos si buscamos la eficacia. Definir los objetivos cualitativos y cuantitativos del Marketing es igual a definir los objetivos de la propia empresa, pues el Marketing no puede considerarse un fin en sí mismo.

Antes de pasar a determinarlos, es importante asegurarse de que los objetivos sean realistas, consecuentes con las prácticas y políticas de la empresa y coherentes con los recursos disponibles. Además, para fijarlos también hay que preguntarse si potencian los puntos fuertes, optimizan los débiles y se orientan a aprovechar las oportunidades de negocio.

Una vez pasado este primer filtro, los objetivos cuantitativos y cualitativos de Marketing deben pasar un segundo cribado para ser SMART (por sus siglas en inglés; específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales). De este modo, estableceremos los indicadores o KPIs que debemos marcarnos como meta para alcanzar dichos objetivos y monitorizar su desempeño para comprobar si la estrategia de la empresa se ha implementado adecuadamente.

¿Qué son los objetivos cuantitativos en un plan de Marketing?

Los objetivos cuantitativos son aquellos fácilmente expresables en cifras concretas, y cuyos resultados pueden verse en el corto plazo. Pueden seguir parámetros clásicos (facturación, volumen de ventas o cuota de mercado) o más adscritos al Marketing Digital (alcance, impresiones o interacción). A continuación, veremos algunos ejemplos:

  • Obtener beneficios: este es el fin último de toda empresa, ya que está condenada a desaparecer si no gana dinero. Es el objetivo prioritario tanto de pequeños negocios como de grandes multinacionales.
  • Aumentar los clientes: es un objetivo relacionado en cierto modo con el anterior, pero no idéntico. A veces, las compañías buscan engrosar su cartera de clientes, aunque sea sacrificando parcialmente el beneficio.
  • Minimizar costes: es fundamental intentar producir de la forma más barata posible, ya que esto significará poder vender más baratos los productos y servicios y generar una ventaja respecto a la competencia.
  • Potenciar el alcance: en campañas de awareness, es básico tener como objetivo aumentar tanto el alcance como las impresiones, para garantizar una adecuada visibilidad del producto o de la promoción.
  • Generar interacción: en la fase de consideración, suele ser interesante implicar a nuestra audiencia con contenidos interactivos que generen unos buenos niveles de engagement rate. Esto hará que se decanten por nuestra oferta.
  • Crecer en comunidad: pese a que cada vez está más demostrado que no es necesario contar con una gran base de seguidores en redes sociales para llevar a cabo una campaña exitosa dentro del Marketing Digital, el objetivo de aumentar los followers suele ser demandado por motivos de imagen.

objetivos de marketing

¿Qué son los objetivos cualitativos en un plan de Marketing?

De forma resumida, podemos afirmar que los objetivos cualitativos del plan de Marketing se orientan a lograr mejor imagen y posicionamiento en el mercado, y dan sus frutos a medio y largo plazo. Suelen considerarse más subjetivos y menos tangibles que los cuantitativos, pero son igual de importantes y no debe caerse en el error de pensar que no pueden ser evaluados de forma objetiva. Algunos ejemplos de este tipo de objetivos son los siguientes:

  • Aumentar el conocimiento de marca: el “brand awareness” es empleado en las investigaciones de mercado para conocer la popularidad de una determinada empresa. Este indicador señala cuál es la proporción de los encuestados que reconoce la marca. Un objetivo puede ser aumentar dicho porcentaje.
  • Impulsar la imagen: muchas empresas buscan generar una imagen concreta en la mente de los consumidores, como por ejemplo asociar Glovo con puntualidad o Netflix con diversión. Eso logra que se comunique al exterior la filosofía de la empresa y aumenten la credibilidad y la confianza.
  • Fidelización de clientes: es muy importante que los consumidores queden satisfechos, ya que un cliente feliz muy probablemente repetirá su experiencia y recomendará la empresa a sus conocidos. Este debe ser uno de los ejes centrales de la estrategia de Marketing, ya que es más económico retener a un cliente que lograr uno nuevo.
  • Mejorar la reputación: esto hace referencia a la percepción, ya sea buena o mala, que los consumidores tienen de nuestra empresa. A día de hoy, es muy importante controlarla en el entorno online, a través de los climas de opinión generados por los usuarios de redes sociales.

Debemos tener en cuenta que los objetivos cualitativos y cuantitativos del Marketing están totalmente interrelacionados entre sí, y la consecución de unos ayudan a los otros y viceversa. Si quieres conocer más sobre estos y otros conceptos clave en materia de marketing digital y estrategia empresarial, te recomendamos informarte sobre los diversos Masters en Marketing e Innovación Digital de ESERP.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO


llámanos al
900 101 483

O escríbenos aquí

síguenos en