Director de Operaciones (COO): qué es, funciones y competencias

El Director de Operaciones (COO) es una figura fundamental dentro de la empresa, aunque desconocida. A continuación, desgranaremos las funciones de este perfil tan versátil.

¿Qué es un Director de Operaciones o COO?

El Director de Operaciones, también llamado COO por sus siglas en inglés (Chief Operating Officer), es un perfil profesional englobado en los puestos de alta dirección. Sus funciones y responsabilidades pueden variar en función de la empresa en la que trabajen, pero hay algo que se mantiene invariable: ejercen de enlace entre los diferentes departamentos. Su principal labor, por tanto, es coordinar las operaciones y optimizar los procesos de la compañía garantizando la transversalidad de las distintas áreas.

¿Cuáles son las funciones de un Director de Operaciones?

El COO reporta directamente al CEO (Chief Executive Officer), y ambos trabajan codo con codo las labores más estratégicas de la empresa. Las áreas que abarca son tan dispares como RRHH, producción, finanzas, ventas o logística. Pese a la versatilidad del puesto, podemos afirmar que las competencias más importantes del jefe de operaciones son las siguientes:

  • Gestionar los recursos económicos: es el encargado de supervisar gastos y ganancias y de aprovechar las operaciones, los recursos económicos y las instalaciones para obtener el mayor rendimiento posible.
  • Resolver problemas: toma decisiones y aporta soluciones frente a los contratiempos del día a día. Asimismo, es quien se asegura de que todos los proyectos cuenten con los recursos necesarios, tanto humanos como materiales.
  • Cumplir el plan de negocios: el Director de Operaciones supervisa todas las tareas, ya sea a corto o a medio plazo, para asegurar que se cumplen los principales KPIs y objetivos estratégicos de la empresa.
  • Coordinar los departamentos: se encarga de organizar a los diversos equipos para facilitar la máxima comunicación entre ellos y lograr que se alcancen de forma conjunta los objetivos. Si algún área no los cumple, debe pedir responsabilidades e intentar subsanar errores.
  • Nexo entre el CEO y el equipo: el COO es el enlace entre el director y el resto de la empresa, estableciendo una comunicación interna bidireccional y transmitiendo los logros y problemas. También debe garantizar un buen clima laboral.

Por tanto, este perfil es clave en la empresa y, cuando falta, se hace notar en la efectividad y eficiencia de las operaciones. Podría afirmarse que es el motor que consigue que la empresa permanezca en movimiento de manera coordinada. Por ello, es una figura orientada prácticamente en exclusividad a la obtención de resultados.

director de operaciones funciones

¿Cuáles deberían ser las habilidades y competencias de un Director de Operaciones?

Como hemos podido observar, un COO debe tener un perfil muy versátil y formado en numerosas áreas, ya que tiene una gran variedad de funciones. Sin embargo, su cualidad más desarrollada debe ser una excelente capacidad de análisis para detectar las áreas de mejora y las oportunidades de negocio dentro de la propia compañía.

Además, el Director de Operaciones de una empresa ha de ser una persona con una capacidad innata de liderazgo y gestión de equipos, así como grandes dotes comunicativas. Por otra parte, es muy importante que sea resolutivo, ya que debe ser capaz de tomar las decisiones necesarias con agilidad y en el momento justo.

Antes de alcanzar este puesto, entre lo más alto del escalafón de la compañía, el profesional debe haber pasado por distintos puestos de responsabilidad. Es muy importante que conozca todos los recovecos de la empresa, así como a sus empleados, para conocerlos en profundidad y poder desarrollar correctamente su trabajo.

La posición normalmente está muy bien remunerada, ya que cuenta con una gran responsabilidad y pertenece a la alta dirección. De hecho, una parte de las tareas del CEO suelen acabar recayendo sobre el COO. Por esto mismo, el grado de estrés también es elevado, de modo que no es un trabajo apto para personas que no se adapten velozmente a los cambios o para quienes no sepan trabajar bajo presión.

En definitiva, este es un puesto de trabajo exigente, pero a la vez plenamente satisfactorio para las personas a quienes les gustan los retos. Ahora que ya sabes qué es un COO y cuáles son las funciones de un Director de Operaciones, te recomendamos echar un vistazo a nuestros Masters en Management. Si quieres desarrollarte en esta área tan versátil… ¡una buena formación es clave!

COMPARTE ESTE ARTÍCULO


llámanos al
900 101 483

O escríbenos aquí

síguenos en